Como restaurar una fachada de ladrillo

Restaurar y proteger.
Recubrimiento decorativo semejante al original.

Un problema que se plantea, es cuando el soporte está muy deteriorado volver a dejarlo como estaba antes de que los agentes meteorológicos hicieran su trabajo.
Una solución es sustituir ese soporte deteriorado por otro nuevo, cosa bastante cara, más que nada por la mano de obra y por la cantidad de escombro que se genera.
Es muy difícil, casi imposible cuando esto ocurre con ladrillo cara vista, piedra y cualquier otra forma, en la que el elemento estructural sea también el elemento decorativo.

La solución más sencilla es sanearlo y recubrirlo, pero. ¿Cómo lograr que este recubrimiento se asemeje a lo que teníamos antes?

DECOPIERRE puede mimetizarse con cualquier ambiente, haciendo imperceptible la diferencia entre el original y la restauración.
Lo primero es retirar el recubrimiento deteriorado, suelto, cosa que es sencillo y no genera mucho escombro. Después proyectaremos una primera capa de agarre, que además hara trabajo de impermeabilización.
Sobre esta aplicaremos una segunda capa ya con el color que se ha seleccionado para esta renovación. Y por último la parte más difícil y más agradecida, darle forma, bien sea ladrillo, piedra etcétera.