Poco tiempo

En una semana de trabajo se pudo aislar, impermeabilizar y por supuesto decorar con DECOPIERRE® esta vivienda.
Los trabajos consistieron en picar todo el recubrimiento deteriorado y su posterior limpieza con agua a presión.
También se colocaron los vierte aguas de piedra natural “granito”
A continuación aplicamos el recubrimiento, dándole el color y la forma deseada por el cliente, además de un escudo en la parte frontal de la casa sobre el balcón optimizando el gran espacio que hay entre las dos puertas.
Como resultado una vivienda que se mimetiza perfectamente con la piedra de la región, aislada e impermeabilizada.